Tipos de tazas, vasos y copas para café

Al beber café influyen todos los detalles, entre ellos la textura, la forma, el material y el tamaño del recipiente que lo contiene. De acuerdo con la bebida, ésta se sirve en tazas, copas o vasos que mejoran su presentación o hacen más placentera la experiencia, aunque con frecuencia todo se reduce a preferencias personales. 

Muchas de las tazas están elaboradas para conservar los aromas por más tiempo u ofrecer un placer visual gracias a su diseño, colorido o decoración, pero en un principio surgieron con un propósito más práctico.

Por ejemplo, las primeras tazas de los comedores estadounidenses eran lo suficientemente gruesas para retener el calor durante mucho tiempo, ásperas en la parte inferior para que no se deslizaran sobre la mesa y casi indestructibles, lo que las hacía perfectas para usar en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial.

Te presentamos algunas tazas, vasos y copas que ayudan a potenciar el memorable momento de degustar un café. 

Tazas para café

Taza demitasse. Se usa para espresso. Su interior redondeado permite que la crema se asiente suavemente y retenga su textura, calor y atractivo visual.

Taza grande. Son perfectas para el café americano. Se deben elegir de una cerámica lo suficientemente aislante para mantener caliente la bebida.

Tazón grande. Tienen un aire clásico, de comedor a la antigua, es pesado. Su borde grueso se siente más suave en los labios que uno delgado.

Taza de loza. La loza es una cerámica de pasta porosa recubierta de un barniz vitrificado transparente u opaco. A muchos les gusta la experiencia sensorial de la loza en sus labios. Una de sus ventajas es que retiene bien el calor. 

Copas para café

Copa de brandy. Su forma ayuda a concentrar los aromas y atraer sus sentidos. Se recomienda usar, por ejemplo, para disfrutar las notas de un sifón keniano afrutado.  

Coupette. Es perfecta para servir café helado o agregar un toque elegante a un cóctel de café. Decorar el borde añade valor a la presentación de la bebida. 

Vasos y bowls para bebidas con café

Vaso pequeño de porcelana. Las tazas sin asas están de moda por su cómodo borde grueso al beber un espresso. Va bien con bebidas de café de pequeño volumen.

Vaso de espresso. El atractivo visual del espresso, con su líquido oscuro y su crema marrón dorada, se presenta maravillosamente en un vaso. Retiene bien el calor. 

Vaso mediano. Se aconseja para servir un café frío o un café con leche pequeño. Se debe tener cuidado porque el vidrio puede calentarse bastante.

Vaso grande. Es perfecto para cualquier bebida fría, ya que puede contener la cantidad de hielo necesaria para mantener la frescura. 

Vaso de latte. Es un recipiente alto de cristal que muestra las atractivas capas de los cafés con leche.

Bowls. Los hay chicos y grandes. Estos últimos se usan para café con leche. Como una gran superficie enfría rápido el café, se deben elegir bowls de cerámica gruesa para retener el calor el mayor tiempo posible.

Descarga la guía

Te puede gustar

Tipos de filtro para espresso
Mundo barista

Tipos de filtro para espresso

El filtro, donde se deposita la dosis de café molido, se clasifica principalmente según su capacidad, el tamaño de su diámetro o si está presurizado. 

Historias

Angelo Moriondo, inventor de la cafetera espresso

Google rinde homenaje en su doodle a Angelo Moriondo, inventor de la primera máquina de espresso, en el 171 aniversario de su nacimiento.

Vaporizar leche temperatura
Arte latte

Por qué no se debe sobrecalentar la leche al espumarla

La temperatura influye en la adecuada preparación de la leche espumada para que su sabor no afecte las notas propias del café.