5 herramientas básicas para hacer café

Para preparar una buena taza de café no sólo se necesita un buen producto y  muchas horas de práctica. Existen  herramientas que son de gran ayuda para los baristas al momento de transformar los granos en deliciosas bebidas. Te compartimos cinco de estos utensilios básicos, más allá de las cafeteras y el molino. 

1. Termómetro

 El 98  por ciento del café es agua y es muy importante  que este elemento tenga la  temperatura adecuada para elaborar una taza exquisita. En casi todos los sistemas de preparación, la temperatura ideal oscila entre 91 y 96 grados centígrados y nunca debe llegar al punto de ebullición. 

Por regla general, si el agua está por debajo de ese rango  será incapaz de extraer todos los atributos del grano, mientras que si está por encima realzará el amargor de la bebida. De ahí que el termómetro es uno de los aliados del barista para controlar la temperatura  correcta. 

Termómetro baristas café

2. Balanza de precisión

 Un café perfecto es la combinación exacta de temperatura, tiempo y peso. Y para medir este último es necesaria una balanza de precisión, también llamada balanza analítica. Esta herramienta es imprescindible, pues permite tener un control exacto del café dosificado por el molino y, si no es el deseado, adecuarlo según las  necesidades. 

Sirve para medir los gramos de café precisos para un espresso y  es muy  útil en los métodos de filtrado, ya que se hacen pruebas variando el gramaje y la cantidad de agua hasta encontrar los matices deseados. 

Hay muchos tipos de balanzas, pero se recomienda una específica para café debido a que mide pequeños gramajes. Algunas contienen un hule protector contra el calor para mantenerlas en buen estado y evitar lecturas erróneas. 

Balanza baristas

3. Cronómetro

Otra variable en la elaboración de un café, espresso o con método de goteo, es el tiempo de extracción y para medirlo se requiere un cronómetro. Demasiado tiempo  de extracción en un espresso, por ejemplo, dará como resultado una bebida sobre extraída; un tiempo corto de extracción arrojará una taza sub extraída.   

En los métodos de inmersión  el cronómetro es necesario para saber cuánto tiempo se dejará infusionar, mientras que en los métodos de vertido es crucial medir el tiempo de la preparación para obtener los mejores atributos del grano.

Cronómetro

4. Tamper

 El apisonado del café en el portafiltro es el punto crítico al hacer un espresso, pues  el grano molino no debe estar muy compacto ni  muy suelto para lograr una extracción homogénea. El tamper, una pieza hecha por lo regular de aluminio pulido,  sirve para prensar la cama de café y evitar surcos o abultamientos que provoquen irregularidades  en el proceso de elaboración de la bebida. 

Tamper café espresso

5. Jarras

 Las jarras con cuello de cisne vierten el agua con precisión y a la velocidad deseada,  gracias a su pico fino y alargado. También se aconsejan las jarras de leche de medio litro, pues este tamaño  permite calentar la suficiente cantidad de leche para la preparación de varios cappuccinos y se puede transportar de manera más fácil que las de tamaño superior.  

El material de las jarras debe ser de acero inoxidable, con el fin de evitar la corrosión y alargar su tiempo de vida. 

Jarras cuello de cisne

Descarga la guía

Te puede gustar

Tipos de tamper
Mundo barista

Qué es el tamper de café y para qué sirve

Es una de las herramientas imprescindibles de los baristas para elaborar un espresso. Su principal función es garantizar una extracción homogénea.