Evita guardar el café tostado en el refrigerador

La forma de guardar  el café tostado en grano  es importante para mantener por más tiempo  sus aromas y sabores. Un almacenaje inadecuado provocará que  los granos pierdan sus atributos sensoriales, lo que se traducirá en una taza de baja calidad. 

La mejor manera de conservar el café tostado  es en envases herméticos, en un lugar fresco, seco y lejos de fuentes de calor y de luz.  Y, sobretodo, se desaconseja meterlo en el refrigerador o congelador.

La razón es que la circulación del aire acelera de manera drástica la oxidación del café, que ocurre cuando los lípidos del grano entran en contacto con el oxígeno, la luz y las altas temperaturas. Lo anterior provoca la producción de cetonas, aldehídos y alcoholes que tienen sabores y aromas desagradables, como el rancio.

Además, el refrigerador tiene mucha humedad y ésta es uno de los mayores enemigos del café.  Los granos tostados absorben con mayor facilidad la humedad del ambiente y también los olores del refrigerador, lo cual afecta su sabor original. 

Es importante recordar que  después de tostado es preferible consumir el café  en menos de un mes para que conserve de manera óptima todas sus cualidades. Pasados tres meses disminuye su calidad. 

Otro consejo es comprar  sólo las cantidades que se  consumirán en un periodo corto de tiempo y moler únicamente  el café que se va a utilizar. 

Descargable

Te puede gustar

Máquinas de café

¿Cómo se usa el Chemex?

Ofrece una bebida clara, extremadamente limpia, sin amargura o sedimentos. Resalta los sabores cítricos y aromáticos del grano.

Tips y recetas

Recetas de café frío

Las bebidas hechas con cold brew o espresso con hielo son tendencia en las cafeterías.

Mundo barista

¿Qué es la tercera ola del café?

Conoce esta cultura en torno al grano, que deja de lado la producción masiva a favor del café de calidad.