6 enfermedades más comunes del cafeto

La exigencia en  la calidad del café es cada vez mayor y para que un grano desarrolle sus atributos aromáticos y de sabor debe provenir de una planta sana. Por ello es importante detectar las enfermedades que afectan al cafeto, las cuales son causadas en su gran mayoría por  hongos.

La más devastadora es la roya, pero existen otras como el mal del talluelo, mal rosado o antracnosis que provocan granos de baja calidad, muerte del cafeto y  una drástica reducción de la   producción de los cultivos.  

La proximidad geográfica y orográfica entre parcelas bien cuidadas y parcelas enfermas es uno de los riesgos de propagación,  de ahí la relevancia de la educación agrícola de forma regional.

Roya (Hemileia vastatrix)

Roya del cafeto.

Se trata de  la enfermedad más destructiva del café a nivel mundial.  Es producida por el hongo Hemileia vastatrix, el cual  infecta las hojas de los cafetos de todas las edades. Los climas húmedos y cálidos (entre 23 y 25 grados centígrados)  propician su desarrollo, mientras que la lluvia y el viento propagan las esporas.  Ataca principalmente a la especie Arábica. 

Síntomas: 

  • Manchas  redondas  de color amarillo en la parte superior de la hoja.
  •  Por debajo de la hoja se observa un polvillo anaranjado.
  • Las lesiones viejas lucen tejido muerto de color café. 

Daños: 

  • Caída prematura de  las hojas, lo que limita la fotosíntesis, proceso mediante el cual la planta crea su alimento.
  • Incapacidad de la planta para madurar por completo. Si lo hace el fruto tendrá sabor astringente. 
  • Debilita al árbol enfermo.
  •  Muerte de las ramas o del árbol si el ataque es severo.
  • Reducción del rendimiento de la plantación del café.

Entre las medidas para combatir la roya figuran la implementación de buenas prácticas agronómicas y programas de nutrición, uso de variedades resistentes al hongo,  monitoreos y  aplicación de fungicidas.

Mancha de hierro (Cercospora coffeicola)

Mancha de hierro  del cafeto.

Es causada por el hongo Cercospora coffeicola. Afecta el cafeto durante todos sus estados de desarrollo, desde las primeras hojas de las plantas   hasta sus frutos. Los cafetales a plena exposición y mal fertilizados son los más susceptibles.  

Síntomas: 

  • En las hojas se manifiesta en forma de pequeñas manchas circulares con borde color ladrillo y centro claro. 
  • En el fruto las lesiones aparecen en la parte expuesta al sol. Inicia como un  hundimiento que se transforma en una mancha oscura que indica necrosis, que es la muerte de los tejidos. 

Daños: 

  • Caída de las hojas, sobre todo en viveros y plantaciones jóvenes. 
  • Maduración temprana en los frutos. 
  • Los fuertes ataques  afectan el proceso de despulpe de los granos al endurecer la piel de la cereza del café.  
  • Incrementa la producción de café defectuoso. 

Como medidas de control se recomiendan buen manejo de sombra, uso de caldos minerales, fertilización del suelo y  control de malezas. 

Antracnosis (Colletotrichum gloeosporioides)

Antracnosis del cafeto.

Es ocasionada por el hongo Colletotrichun gloeosporioides y puede afectar a  todas las partes de la planta (tallo, ramas, hojas, flores y frutos) en diferentes fases de desarrollo. Aparece cuando hay mucha lluvia, mucho sol y poca fertilización.  La temperatura entre 20 a 25 grados centígrados favorece su desarrollo. 

Síntomas: 

  • Las hojas  lucen manchas irregulares, con anillos concéntricos, que inician en  los bordes. 
  • En las ramas se observan manchas oscuras en la parte superior del  nudo, la cual se pudre y muere.
  • El fruto presenta hundimientos de color oscuro.  

Daños: 

  • Caída de flores, hojas y frutos.
  • Muerte de las ramas. 
  • Daño en los frutos.

Para controlar la enfermedad  se debe proporcionar al cafeto un correcto riego y fertilización,  podar las hojas infectadas, dar un buen manejo de sombra  y controlar  la  presencia de otras  plagas de insectos en los cultivos.  

Mal rosado  (Conicium salmonicolor) 

Mal rosado  del cafeto.

Es  provocada por el hongo Conicium salmonicolor, que ataca el flujo de nutrientes del café, obstruyendo todo paso de líquidos a través de la planta  hasta ocasionarle la muerte. Afecta frutos, ramas y hojas. 

Síntomas:

  • Aparición de una membrana y costra rosada en las ramas, frutos y hojas. 

Daños:

  • Pérdida de hojas y muerte de las ramas. 
  • Momificación de frutos.
  • En casos graves afecta la totalidad de la producción.

Para curar el cafeto es necesario mejorar las condiciones de luminosidad y aireación, podar las ramas secas y aplicar  óxido cuproso de 50% de cobre, en dosis de 4 gramos por litro de agua. Las aplicaciones de potasio también disminuyen la incidencia del mal rosado. 

Ojo de gallo (Mycena citricolor)

Ojo de gallo del cafeto.

La ocasiona el hongo Mycena citricolor. Se manifiesta en lugares donde hay alta humedad y alta temperatura.

Síntomas:

  • Manchas circulares de color claro en las hojas.

Daños: 

  • Reducción del  follaje hasta dejar a la planta sin fruto y sin hojas.
  • Reducción en la producción. 

Se aconseja  reducir la sombra, así como  podar los cafetos para mejorar su ventilación y abatir la humedad en el ambiente 

Mal del talluelo (Rhizoctonia solani)

Mal del talluelo del cafeto.

Esta enfermedad se produce por el hongo   Rhizoctonia solani  en condiciones de  alta humedad, suelos contaminados y mal drenaje. Ocurre en los semilleros.

Síntomas:

  •  Lesión acuosa de color oscura en la base del tallo. 

Daños:

  • Obstrucción del traspaso de minerales y agua ocasionando la muerte de las plántulas.

Para evitarla se sugiere comprar semillas preparadas con fungicidas o utilizar un fungicida antes de plantar las semillas.  Adicional a esto, se debe tener una buena gestión del riego.   

Descarga la guía

Te puede gustar

Variedad café Bourbon.
Caficultura

Variedad de café Bourbon. Cualidades y desventajas

Surgió en la isla Bourbon, al este de Madagascar, hoy llamada isla Reunión. Produce excelente calidad en la bebida, pero es muy susceptible a la roya.