Paso a paso: prepara un delicioso café vienés

Una deliciosa bebida hecha con café, nata para montar (crema de leche) y chocolate en polvo. Ciertamente el café vienés no representa una preparación complicada;  sin embargo,  encierra una historia interesante.

Cuenta la leyenda que  se remonta a  finales del siglo XVII. Se dice que tras la liberación de Viena de tropas otomanas, éstas salieron desordenadamente dejando tesoros a su paso, entre ellos sacos de café, algo hasta entonces totalmente desconocido para los vieneses y por supuesto para toda Europa.

Según los relatos, el rey polaco Jan III Sobieski concedió los sacos de café a uno de sus oficiales llamado Jerzy Franciszek Kulczycky,  quien fundó la primera cafetería vienesa llamada “Zur Blauen Flasche“ (La botella azul). Después de hacer varios experimentos con el café añadió un poco de azúcar y leche y de esta manera surgió la tradición del café vienés.

La manera típica   de prepararlo es colocar nata sobre un café americano o café de filtro para aportarle dulzor. 

Preparación del café vienés

1.Haz  un espresso doble y alárgalo con agua caliente en un vaso.

2.Monta la nata en una coctelera hasta obtener una densidad media.

3.Vierte la nata montada sobre el café con ayuda de una cuchara.

4.Agrega un poco de ralladura de chocolate puro para decorar.

¡A disfrutar!

También te puede interesar:

Descarga la guía

Te puede gustar

Tips y recetas

3 formas de aromatizar tu café con ingredientes naturales

Para experimentar nuevas sensaciones en taza añade especias o hierbas aromáticas. Es una forma de agregar notas a tu café usando ingredientes naturales.

Tips y recetas

Café tonic. Pasos para hacer el café frío con agua tónica

El agua tónica hace un match delicioso con cafés de notas cítricas, como los de Kenia, tostados ligeramente para destacar los sabores frutales y florales.

Pumpkin Spice Latte
Tips y recetas

Receta de Pumpkin Spice Latte, la bebida del otoño

El Pumpkin Spice Latte está hecho con café, leche, puré de calabaza y las especias típicas del pastel de calabaza: jengibre, clavo, nuez moscada y canela.