¿Sabes cuándo se creó el término “café de especialidad”?

Detrás del término “café de especialidad” está la historia de Erna Knutsen, una noruega que emigró a Estados Unidos para destacar en una industria cafetalera  reservada para hombres en los años 70. 

Erna trascendió en el mundo del aromático al introducir  el concepto de “café de especialidad” en una entrevista concedida al  Tea & Coffee Trade Journal en 1974.

En ella habló por primera vez de los granos producidos en pequeños lotes con perfiles únicos, detalló la calidad que los caracterizaba desde su cosecha hasta la taza final y resaltó la importancia del buen trato a los agricultores y cuidado del producto hasta llegar al consumidor.  

Knusten era empleada de una empresa importadora de café en San Francisco, la B.C. Irlanda,  y fue una de las primeras mujeres en trabajar en la venta de café verde.  Inició como secretaria,  pero en realidad se desempeñaba como asistente ejecutiva.  

Pronto se dio cuenta de que había algunos lotes de café de un solo origen, llamados “lotes rotos”, que eran de menor cantidad y con sabores especiales que las grandes compañías no querían.  

Erna aprendió a catar, actividad que estaba permitida sólo a los hombres. Solía esperar afuera de la sala de degustación  hasta que alguien le llevaba las tazas, una vez que los catadores habían terminado. 

Así pudo comprobar el sabor inigualable de los “lotes rotos”, los cuales ofreció a pequeños tostadores. En 1973  fue nombrada  vicepresidenta y un año después acuñó el término “café de especialidad” para referirse a esos lotes. 

Café de especialidad

Una mujer líder

Erna estableció su propia base de clientes y fundó  su propia empresa comercial cafetera, Knutsen Coffees, Ltd. Creó boletines informativos que ella misma enviaba por fax y por correo postal para que las personas vinculadas al café comprendieran mejor los orígenes del grano, su procesamiento, cómo se hacía una cata y consejos para comercializar el café.  

Fue la primera persona en recibir el SCAA Lifetime Achievement Award en 1991, y volvió a ser galardonada como fundadora de la industria del café de especialidad en 2014. Murió  en 2018, a los 96 años de edad.

El café de especialidad según la SCA

Según la Asociación de Cafés Especiales, el café de especialidad es aquel que fue producido a través de la dedicación de las personas que han hecho que la calidad sea su máxima prioridad.

Se trata de cafés sin defectos que reciben  80 puntos o más en una escala de 100 por parte de catadores certificados que toman en cuenta el cuidado que se le ha puesto al aromático desde su cultivo hasta la elaboración de la taza. 

Además es un café  impulsado por una ética  globalmente consciente; es decir, los consumidores se interesan por saber qué  hay detrás de cada taza, de dónde proviene el grano y si se produjo a través de un comercio justo, que es un pago digno a los productores por la calidad de su café. 

Descarga la guía

Te puede gustar

Cata de café
Mundo barista

Técnicas para catar café: memorización y triangulación

Existen ejercicios sencillos para desarrollar tu sentido del gusto y enseñarle a tu paladar cómo identificar cada matiz del grano.

Mundo barista

¿Qué es un catador de café Q Grader?

Es el máximo reconocimiento internacional para un catador. Lo certifica para valorar la calidad de los cafés en cualquier país productor o en la industria.

Gonzalo Linares
Historias

“Urge comprender el verdadero valor del café”

Gonzalo Linares, Director de Marketing para De’Longhi LATAM, explica cómo el storytelling y el menudeo ayudan a aumentar el valor del café de especialidad.