¿Qué es el Cold Brew Nitro?

Beber café es una experiencia que involucra diversas sensaciones, como  la espesura de la crema del espresso, la suavidad del cappuccino, la aspereza del  frappé  o la frescura del Cold Brew.  Pero desde hace unos años  se incorporó una nueva textura: las burbujas de nitrógeno sobre el café frío. 

Se trata del Cold Brew Nitro, cuya impresión  aterciopelada y sedosa en el paladar le han dado mucha popularidad en las cafeterías de especialidad. En esta bebida, el  café preparado en  frío se encuentra en barriles o contenedores  y se le inyecta nitrógeno (un gas inodoro e incoloro) a través de una válvula presurizada,  muy similar a los grifos utilizados para servir cerveza.   El resultado es una preparación  espumosa, con una buena carga de cafeína, pero a la vez dulce. 

El Cold Brew Nitro tomó fuerza en 2013, luego de que a un empresario  llamado Nate Armbrust se le ocurrió la idea de agregar nitrógeno a su café. Siguiendo los pasos  de los cerveceros que añaden dióxido de carbono y nitrógeno a sus cervezas para crear bebidas gaseosas, Armbrust experimentó con dióxido de carbono en su café,  pero se dio cuenta de que  aumentó la  acidez.  Finalmente colocó  sólo nitrógeno y mejoró el sabor de su bebida.  

Paso 1: Elaborar el café en frío

Para elaborar un Cold Brew Nitro primero se debe   hacer el café en frío al que se le añadirá después el  nitrógeno.  Para preparar el Cold Brew se necesitan 700 mililitros de agua, 180 gramos de café  molido grueso, del tamaño de migajas de pan.  Para resaltar la dulzura de los granos  se aconseja    un Bourbon natural. 

 Preparación:

1. Coloca el café molido y el agua en un  recipiente de cristal o prensa francesa.

2. Mezcla  hasta que todo el café haya quedado humedecido.

3. Tapa el recipiente y déjalo reposar de  14 a 16 horas, no menos. Refrigera la mezcla durante el proceso de extracción para atenuar el proceso de oxidación. 

4. Una vez infusionada, cuela la bebida primero con un colador y luego con un filtro de papel para retirar los residuos de café molido.

5. Cuando tengas la infusión, pon una dosis del concentrado por una dosis de agua fría y estará lista para beber. La mezcla dura aproximadamente 7 días, siempre y cuando esté en refrigeración.

Paso 2: La acción del nitrógeno

Una vez que está listo el Cold Brew se le añade gas nitrógeno a presión para convertirlo en Cold Brew  Nitro.  El nitrógeno no se disuelve fácilmente en agua,  lo que le da al café una sensación de boca más espesa y aterciopelada.  Forma pequeñas burbujas que crean una  capa espumosa  y sedosa, además de aportar notas dulces.  

El nitrógeno se usa en algunas cervezas,  la más popular se llama  Guinness, la cual  es originaria de Irlanda y se distingue por su espumosa crema.  

Calidad del grano

Como en todas las bebidas hechas con café, la calidad del grano es importante. Un grano de especialidad con notas frutales y con un tueste realizado correctamente conducirá a la elaboración de un Cold Brew Nitro de sabores complejos y equilibrado para disfrutar al 100 por ciento la experiencia de este café frío.

El Cold Brew Nitro es suave, de baja acidez  y con  una sensación sedosa en la boca, atributos que  lo están convirtiendo en una de las preparaciones favoritas de los amantes del café.  

Descarga la guía

Te puede gustar

Tips y recetas

Haz café con amaretto en 3 sencillos pasos

Incluye notas de almendras y duraznos para complementar el licor, así como salsa de mocha para dar a la bebida un sabor a almendras cubiertas con chocolate.

Tips y recetas

Café con leche de almendras. 3 recetas sencillas

Para un café con leche con sabor y sin lácteos prueba la leche de almendras, una alternativa que se adapta a las personas con intolerancia a la lactosa.

Cómo hacer cappuccino perfecto. Receta.
Tips y recetas

Cómo hacer un cappuccino

Es una bebida hecha con espresso, leche vaporizada y espuma de leche. Te compartimos la receta y tips para reconocer un cappuccino perfecto.