Diferencias entre café de especialidad y comercial

El concepto de café de especialidad suele ser confuso para los consumidores. Muchas veces  lo relacionan con la existencia en las cafeterías de diferentes métodos de preparación (V60, kalita, prensa francesa, Aeropress, etcétera), pero no se trata de la forma de elaboración ni de la variedad de   bebidas como el moka, cappuccino o espresso.

Según la Asociación de Cafés Especiales, el café de especialidad es aquel que fue producido a través de la dedicación de las personas que han hecho que la calidad sea su máxima prioridad. Se trata de cafés sin defectos que reciben  80 puntos o más en una escala de 100 por parte de catadores certificados que toman en cuenta el cuidado que se le ha puesto al aromático desde su cultivo hasta la elaboración de la taza. 

Además es un café  impulsado por una ética  globalmente consciente; es decir, los consumidores se interesan por saber qué  hay detrás de cada taza, de dónde proviene el grano y si se produjo a través de un comercio justo, que es un pago digno a los productores por la calidad de su café. 

El café comercial, por su parte, es de menor calidad y generalmente no alcanza la puntuación mínima para ser de especialidad. Usa granos defectuosos y está destinado al consumo masivo. Aquí te presentamos las principales diferencias entre el café comercial y el de especialidad.  

Café de especialidad

• Proviene de zonas geográficas y microclimas claramente identificados.

• Usa   la especie de café  arábica. 

• Se cuida la calidad en el cultivo, cosecha, selección, procesamiento, almacenaje, tostado, molido y extracción para llegar a la taza. 

• Informa en su etiqueta sobre la fecha de tueste, origen, la finca, la altura, el proceso y la variedad. 

• No presenta defectos. 

• Tiene sabor distintivo en taza y presenta complejidad de sabores.

• Debe ser evaluado por catadores certificados y obtener más de 80 puntos. 

• Viene de pequeños productores y microlotes.

• La compra del café beneficia al caficultor, al pagarle precios justos. 

• Es un  producto de nicho.

Café comercial

• Emplea granos defectuosos.

• Utiliza  la especie robusta o mezclas de robusta y arábica.

• No se apega a ningún parámetro de calidad. 

• Los granos son recolectados sin importar   su grado de maduración.

• No indica en su etiqueta datos como fecha de tueste, origen del grano, proceso, altura, variedad y nombre de la finca. 

• Su sabor en taza es amargo y con notas a quemado.  Es difícil reconocer matices.  

• El tostado del grano es  industrial y llega a ser muy intenso, casi quemado, para esconder defectos. 

• Está destinado al consumo masivo. 

Descarga la guía

Te puede gustar

Cata de café
Mundo barista

Técnicas para catar café: memorización y triangulación

Existen ejercicios sencillos para desarrollar tu sentido del gusto y enseñarle a tu paladar cómo identificar cada matiz del grano.

Caficultura

Café de Kenia, entre los más codiciados del mundo

Es muy aromático, con acidez intensa y sabores que van desde notas afrutadas y florales hasta frutos del bosque y cítricos.

Gonzalo Linares
Historias

“Urge comprender el verdadero valor del café”

Gonzalo Linares, Director de Marketing para De’Longhi LATAM, explica cómo el storytelling y el menudeo ayudan a aumentar el valor del café de especialidad.