Aromas agradables del café

La semilla del café contiene un mundo de aromas en su interior, el cual está determinado por un cultivo controlado, el tipo de proceso (lavado, natural o honey), un tueste correcto y una buena preparación por parte del barista.

Matices florales, de frutas cítricas, especias, chocolate, frutos secos o bayas distinguen a los cafés de especialidad y crean sensaciones seductoras para el paladar. Conocer que existen estos sabores en el grano ayuda a identificarlos y disfrutarlos en una bebida, lo cual enriquece la experiencia de tomar café.

El café contiene más de 900 notas y texturas que se perciben a través de los sentidos y permiten evaluar sus características en una cata. Aquí te compartimos los aromas más positivos que se hallan en una preparación.

Florales: Son notas a lavanda, jazmín, lila, madreselva, flor de saúco, flor de naranja. Se encuentran sobre todo en cafés de Etiopía, en la región de Yirgacheffe, que produce en su mayoría cafés lavados. Su sabor se potencia con un grano de tueste medio, preparado en un método de goteo.

Frutas cítricas: Es un aroma que recuerda a la lima, naranja, limón, mandarina, toronja y es uno de los más sencillos de percibir. Está presente en los cafés de altura de varios países de África y América Latina.

Frutas tropicales: Evocan al mango, piña, plátano, melón, fruta de la pasión, coco.

Bayas: Arándanos, blueberries, grosella negra, mora, frambuesa, fresa son matices muy buscados en una taza, pues se asocian a los buenos granos sometidos a un beneficiado de proceso natural. Algunos cafés colombianos se caracterizan por su aroma y grosella.

Frutos secos: Nuez, avellana, cacahuate, almendra, pistache son aromas comunes en granos cosechados en plantaciones más bajas, sobre todo en Brasil.

Caramelos: La presencia de gran cantidad de azúcares, producto un cuidadoso cultivo del grano y un excelente tueste, da origen a notas de caramelos de miel, de limón. Se recomienda su preparación en un método de filtro.

Chocolate: Es un aroma presente en casi todos los cafés. El tipo de chocolate depende del grado de tueste: puede ser cacao, chocolate negro amargo o con un toque más dulce, como el chocolate con leche. Los cafés brasileños destacan por su tono a chocolate con leche y los de Burundi por el de chocolate negro.

Azúcar: Se trata de vainilla, maple, azúcar morena, miel. Es señal de que la cosecha de las semillas se llevó a cabo en su punto exacto de maduración. Está presente en prácticamente todos los cafés de especialidad.

Hierbas frescas y vegetales: Los cafés de África y Centroamérica se caracterizan por sus aromas a menta, té verde, bergamota, pino, chícharo, pepino, jitomate, olivo. Son sabores que se hallan también en los granos recién cosechados y tostados, así como en los de tueste ligero.

Especias: Clavo, regaliz, canela, pimienta, anís o cardamomo aromatizan de una manera exquisita a los cafés de Asia, Centroamérica y algunos de Etiopía.

Descarga la guía

Te puede gustar

No encontramos notas relacionadas