Qué son los blends de café

No hay dos tazas de café iguales. Aunque se preparen con granos de una sola finca o región su sabor  cambiará dependiendo de la altura, las condiciones climatológicas, el momento en que fueron recolectados, la especie (Arábica o Robusta), el tipo de variedad (Typica, Geisha, Caturra, Bourbon), el método de procesamiento (lavado, natural o honey), la calidad del tueste y hasta las diferentes maneras de elaborar la receta. 

Por todas estas variables, es difícil que un café que tiene un solo origen, llamado monovarietal, pueda conservar sus mismas notas aromáticas y de sabor a través del tiempo y una manera de conseguir  una uniformidad constante en la taza son las mezclas de café o blends. 

Un blend, palabra que significa mezclar, es una combinación de granos de café de diferentes procedencias  para conseguir una bebida equilibrada y con un perfil específico que varía según los gustos. Las mezclas pueden tener de dos a cinco cafés distintos;  por ejemplo, se encuentran fusiones de dos cafés Arábica de diferente origen, para una preparación dulce y fragante, o de Arábica y Robusta para un sabor intenso y de gran cuerpo.

Los blends de café también  tienen otras utilidades: 

1. Sirve a las marcas para diferenciarse del resto y ofrecer un producto único. 

2. Satisface una demanda específica del consumidor. 

3. En  producciones masivas, permite mantener una receta flexible  para tener bajo control el precio del café que se produce; es decir, si  sube el precio de un origen se sustituye en la mezcla por otro de características similares.

4. Ofrecen al cliente un sabor favorito durante todo el año. 

El sabor del blend dependerá del origen de los granos. En general, los de Etiopía,  Kenya o Costa Rica aportan acidez y son muy aromáticos. Las notas dulces se hallan en cafés de México, Brasil y Colombia. Un café con cuerpo se consigue usando granos de Camerún, Guatemala y Brasil. Si se buscan matices frutales se debe elegir cafés de México, Costa Rica y Colombia. 

El café resultante de una mezcla debe de ser mejor que el obtenido al  tostar y comercializar por separado los cafés del blend. Es importante aclarar que las combinaciones pueden ser alteradas por factores como la finca de donde procede el café, el beneficiado, el almacenaje, la calidad del  tostado etcétera. 

Puedes seguir estas recomendaciones de los expertos para asegurar que las notas de los cafés  elegidos funcionen bien en conjunto: toma en cuenta cómo reacciona el grano en el calor, qué sabores se resaltan en un punto de tueste determinado y cuál es la solubilidad de cada tipo de grano. 

Lugares para probar blends

En la Ciudad de México puedes visitar  Blend Station, una cafetería  que pone especial cuidado en  las selección de los granos y el tostado de sus blends. Tiene dos sucursales, una  en Tamaulipas 60, en la colonia Condesa, y la otra en Puebla 237, en la colonia Roma, ambas en la alcaldía Cuauhtémoc.  

Otras opciones son   Café Avellaneda, ubicado en Higuera 40,  en Coyoacán, que tiene cafés sustentables y apoyan a los productores y sus comunidades y Quentin, cuya dirección es  Álvaro Obregón 64, colonia Roma.

Haz tu blend en casa

Si quieres elaborar tus propios blends el primer consejo es mezclar sólo de dos a cinco granos de distintos orígenes. Te compartimos una opción para hacer una mezcla equilibrada con tres tipos de granos. 


1.Elige un grano con base dulce, como los de Perú, México o Brasil.

2.Define la acidez. Recomendamos granos que en taza den un perfil de ácido málico, como el que contiene la manzana o el durazno.  Guatemala, Burundi, Colombia y Costa Rica son orígenes con este perfil.

3.Los cafés con notas florales o matices cítricos completarán tu mezcla. Opta por uno de Etiopía o Kenia.  

El tueste  es un punto clave para lograr un blend exitoso. Existen dos manera de hacerlo: elaborar la mezcla antes de tostarla o tostar  los granos por separado y después mezclarlos. La primera tiene la ventaja de lograr un tostado más consistente, pero entre los contras está que no todos los granos son del mismo tamaño ni tienen la misma humedad, por lo que algunos pueden tostarse más que otros. 

En los post-blends es  posible tostar cada grano con el perfil que deseas y es el método ideal  cuando uno de los cafés es muy diferente a los demás. 

Los blends te pueden ofrecer un café a tu gusto. Experimenta con las formas de hacerlo y encuentra el ideal para ti. El reto es lograr una mezcla  balanceada, llena de sabor.

Descargable

Te puede gustar

No encontramos notas relacionadas