Diferencias entre el café honey amarillo, rojo y negro

Antes de llegar a tu taza, el café debe pasar  por un proceso para convertirse en café verde y poder ser tostado y preparado en tu método favorito  de extracción. A ese proceso se le llama beneficio y hay tres tipos: natural, lavado y honey, cada uno de los cuales influye en el perfil aromático de la bebida. 

Puedes leer más sobre este tema aquí: 

En el proceso  honey se elimina la piel y la pulpa del grano, pero éste   conserva todo o una parte del mucílago que lo cubre mientras se seca. El  mucílago es una capa viscosa debajo de la pulpa que aporta el dulzor del café. Si conserva el 50% del mucílago será un  honey amarillo, si tiene 75% será rojo y si mantiene el 100% será negro.

Este procedimiento también recibe el nombre de enmielado, pero no por su sabor,  sino porque los granos, al estar rodeados del mucílago, se sienten viscosos, como la miel. El perfil de  estos cafés es dulce, con matices frutales y acidez moderada.

El proceso honey se realiza así: 

1.Las cerezas de café se recolectan, seleccionan, limpian y son sometidas a una despulpadora. 

2.Con el mucílago aún unido se extienden sobre las camas de secado africanas o en patios de secado.  

3.Dependiendo de las condiciones climatológicas, el ciclo de secado  tarda de 10 a 12 días o hasta un mes en el caso del honey negro.

Honey amarillo

El color de los cafés con proceso honey se relaciona con el tiempo de beneficiado y la cantidad de mucílago en los granos mientras se secan. El tiempo de secado debe ser preciso y controlado, pues es el lapso en el que ocurre la fermentación, en la cual los microorganismos descomponen los azúcares del mucílago en sustancias más simples. 

Si  los granos se secan demasiado rápido no absorberán los sabores  del mucílago. Si se secan muy lento es probable que ocurra una sobrefermentación que aportará aromas indeseables en taza.   

El honey amarillo se seca con 50% por ciento del mucílago a  plena luz solar durante ocho días en promedio, según el clima y la temperatura. Adquiere su tono cuando llega al nivel adecuado de humedad. Su perfil en taza recuerda al chabacano y a distintas flores.  

Honey rojo

El café honey rojo se seca con el 75% del mucílago durante unos 12 días, bajo un cielo nublado. También adquiere su tono   cuando ha llegado al grado de humedad adecuado. Sus matices son de almíbar y dulce.

Honey negro

Este café tarda mucho más tiempo en secar en comparación con el honey amarillo y  el rojo. Requiere de un secado bajo sombra y de mayores cuidados para evitar una excesiva fermentación. 

El honey negro se seca con el 100% del mucílago  en un tiempo que va de 15 días a un mes, bajo sombra, mientras se gira sobre camas elevadas de estilo africano. Adquiere  gran cuerpo, con notas dulces y afrutadas. 

Café honey amarillo, rojo y negro.

Los cafés honey ofrecen diversidad de perfiles, con aromas dulces y una complejidad de sabores  que complacerá tu paladar.

Descarga la guía

Te puede gustar

Historias

Finca Corahe: un café con mucha herencia

El legado de los Córdova Arroyo está vivo; inició cuando el bisabuelo italiano llegó a Veracruz y se consolida ahora con un deshidratador que crea café natural honey.

Caficultura

Diferencias entre café pergamino y café verde

Conoce las características del café pergamino y café verde y el proceso que recorre el grano antes de ser comercializado y tostado.

Caficultura

Procesos del café explicados: natural, lavado y honey

Cada uno de estos métodos aporta un sabor específico al café. Influye en el perfil del aromático en la taza.